Siguenos tambien en:
Facebook Twitter Youtube

CAMBIOS FISICOS Y PSICOLOGICOS DE LA EMBARAZADA

El embarazo es uno de los periodos más maravillosos de la mujer, para algunas el más esperado, el más deseado; es preciso que la mujer conozca los cambios físicos y psicológicos que acompañan a esta espera para así­ saber llevar un embarazo saludable.

embarazo

Estos cambios son de adaptación del organismo de la mujer a la condición de gestar un nuevo ser, influenciado por hormonas propias del embarazo con acondicionamientos anatómicos y funcionales que empiezan después de la fertilización y continúan a lo largo de la gestación, pudiendo ser estos amplios, intensos, duraderos o muy pasajeros algunos. El conocimiento de estas modificaciones es de gran importancia para la madre, así podrá valorar su dimensión, tener un mejor proceso de adaptación y estar en alerta ante la presencia de signos o síntomas que podrían afectar su salud y/o la del bebé.

¿Cuáles son esos cambios?

El aumento de peso es el denominador común en las embarazadas, llegando a tener un incremento de 9 a 12 kg. al final del embarazo. En los primeros tres meses, en algunas ocasiones se pierde peso o bien la ganancia es leve de 1.5 a 1.8 kg.; en el segundo trimestre es de 3.5 kg. aproximadamente  ya en el último trimestre el incremento puede ser de hasta 500 gr. por semana, la gestante debe tener cuidado que ese aumento de peso no se deba a retención de líquidos que se manifestarón con hinchazón o edema, el cual estaría asociado con complicaciones propias del embarazo.

Se produce un notable crecimiento del abdomen debido al aumento del tamaño del útero, que de 7 cm. y de 70 gr. en la no embarazada, llega a medir 36 cm. y pesar 1100grs. con una capacidad de 5 litros, crecimiento que se pone en evidencia a partir del 4to mes que es donde sale de la cavidad pélvica obligando a la gestante a usar ropa adecuada.

 A nivel de vagina aumenta las secreciones que son de tipo blanquecinas sin mal olor, aumenta la vascularización, es por ello que adquiere un color sutilmente violáceo.

A nivel del sistema cardiovascular se produce aumento de la frecuencia cardiaca y disminución de la tensión arterial, especialmente en los primeros meses, luego se normaliza. Se produce así mismo aumento marcado del volumen sanguíneo, apareciendo anemia, estancamiento de sangre en las extremidades inferiores, produciendo edemas y formación de várices en algunas mujeres. 

En relación al sistema respiratorio hay un aumento del consumo de oxigeno y la respiración se hace más dificultosa a partir de la segunda mitad del embarazo, debido a que el diafragma se eleva por empuje del útero. Se produce congestión nasal y ocasionalmente hemorragias nasales debidas al aumento de estrógenos.

En el sistema músculo esquelético, el aumento del volumen del vientre, desplaza el centro de gravedad de la gestante hacia atrás, lo cual obliga a la embarazada a mantener su cadera en antepulsión (posición de pato), esta nueva posición de la cadera provoca una sobrecarga en la musculatura  iliolumbar, llegando a producir el típico "dolor de riñones", lumbalgias, conforme avanza el embarazo se produce un progresivo aumento de la curvatura lumbodorsal de la columna vertebral que va a producir molestias a ese nivel siendo la intensidad en proporción al crecimiento abdominal, los buenos hábitos maternos y la buena práctica de ejercicios de mejoramiento del tono muscular de esa zona.

Cambios emocionales, los sentimientos  que acompañan a la mujer durante su embarazo dependerá del historial  psíquico, de sus vivencias, si fue planificado y del como concibió ese niño. Existen muchas variables complejas que constituyen el perfil psicoafectivo de la mujer embarazada y cobran distintos matices según las diferencias culturales e individuales. La futura madre se siente el centro de atención y exige ese trato y cuando no lo logra fácilmente podría quebrar en llanto. Para la mayoría de las mujeres constituye un periodo de cambios, la libido baja, hay dudas,  ansiedad, presencia de temores como el de tener un hijo anormal, pérdida del atractivo físico, temor a un desenlace fatal de ella o de su bebé, temor a no tener leche, temor al dolor, a la anestesia, al parto, a lo desconocido.

No olvidemos que conjuntamente a estas sensaciones de crisis o altibajos emocionales, encontramos también sentimientos de logro, placer, felicidad, fortaleza, seguridad, auto confianza y orgullo que tienden a equilibrar el psiquismo de la futura madre.

¿Cómo hacer frente a estos cambios?

Tempranamente, desde la confirmación del embarazo acudir al control periódico del mismo, desarrollar curso de preparación psicofísica y talleres de educación en salud. El conocimiento de estos cambios inducirá ala gestante a optar por una mejor actitud frente a su estado, entender que son pasajeros y de adaptación para cobijar a su niño por nacer, debe  resolver todos sus temores, participar activamente en el proceso del embarazo. Es vital que la gestante se sienta protegida en cualquier momento por un sistema de asistencia médica; además es importante el apoyo que su pareja le pueda brindar incluyendo a su entorno familiar y laboral, ello hará que se disipen sus preocupaciones y ansiedades, permitiendo cuidar y disfrutar de su embarazo, tener un parto exitoso y traer al mundo un bebe saludable.

 

 

 

 
 
Sede Miraflores: Av Pardo 541-110 Edif. Pardo Cinco - TF:446-5763 - RPC:989876006 - RPM:#975064999
Sede Lince: Av. Arequipa 2080-308 Edif. "Consultorios Médicos Risso - Arequipa" TF:265-7335 - RPC:987125941 - RPM:#999273940

Psicoprofilaxis

,

Estimulacion prenatal

,

Natacion para embarazadas

,

Yoga para embarazadas

,

Embarazo

,

Lactancia materna